La situación del Colegio de Arquitectos de Sevilla: demanda por ERE fraudulento y colapso económico / by Javier Sánchez-Matamoros Pérez

El pasado sábado, 24 de Octubre de 2015, se publicó en El Mundo la noticia sobre la demanda de la Junta de Andalucía al decano del Colegio de Arquitectos de Sevilla, Ángel Díaz del Río:

La Junta de Andalucía ha presentado en los tribunales una demanda contra el decano del Colegio de Arquitectos de Sevilla (COAS), Ángel Díaz del Río, y el representante legal de los trabajadores de la Fundación para la Innovación y Difusión de la Arquitectura en Sevilla (Fidas), José Luis García Delgado, por acordar un expediente de regulación de empleo (ERE) supuestamente fraudulento en este organismo instrumental del COAS. La demanda, a la que ha tenido acceso EL MUNDO de Andalucía, ha sido admitida a trámite por el Juzgado nº 6 de lo Social con el número 911/2015 y tiene fijada fecha para la vista oral el 23 de febrero de 2016. La denuncia de la Junta es de oficio y se produce a instancias del Servicio Público de Empleo (SEPE).

[...] Varios miembros de la junta de gobierno del Colegio de Arquitectos, acompañados de dos abogados, un perito informático y un notario se personaron ayer en la sede de la institución, en la plaza del Cristo de Burgos, con el objetivo de inspeccionar ordenadores utilizados habitualmente por el personal. Las fuentes consultadas señalaron a este periódico que, como consecuencia de esta inspección, los miembros de la junta retiraron discos duros y un ordenador portátil, así como copia de los discos duros de otros equipos. Al término de la jornada, los trabajadores se reunieron en asamblea laboral para «tomar conocimiento de la situación» y estudiar las posibles medidas que puedan emprender por estos hechos.

Por si fuera poco, Carlos Mármol (@carlosmarmol_es) publica hoy la segunda parte del artículo haciéndose eco de la situación financiera del COAS:

El Colegio de Arquitectos de Sevilla (COAS), institución que agrupa a 2.344 arquitectos y profesionales del urbanismo, está en una situación financiera cercana a la suspensión de pagos. Los datos internos en poder de la junta directiva que preside Ángel Díaz del Río, decano de esta entidad desde 2005, señalan que el órgano representativo de los arquitectos sevillanos pasa por una coyuntura económica «muy próxima al colapso». Según los balances de los cuatro últimos ejercicios presupuestarios, correspondientes al periodo 2011-2014, la acumulación de pérdidas de la institución, a abril de 2015, ascendía a 1,76 millones de euros. Un importe que supera los ingresos del colegio en un ejercicio presupuestario ordinario.

[...] Las causas del colapso -término de la propia dirección del COAS- parecen estar vinculadas estrechamente a la transferencia de fondos que la entidad colegial ha venido haciendo todos los años en favor de la Fundación para la Investigación y Difusión de la Arquitectura en Sevilla (FIDAS), un órgano dependiente financieramente de la corporación que dirige Díaz del Río -que comparte su cargo de decano con la presidencia de este organismo instrumental- y cuyos criterios de gasto están siendo puestos en cuestión por parte de los colegiados, que a través de sus cuotas sufragan tanto los gastos del colegio como los de la Fundación, que sin embargo jurídicamente actúa como una entidad independiente. Desde 2012, el COAS ha transferido a Fidas algo más de un millón de euros, una cifra que es sustancialmente superior al coste teórico de los servicios que la Fundación presta al Colegio, que según los cálculos oficiales ascendería exactamente a 674.533 euros. ¿Por qué se ha producido el vaciamiento financiero del COAS en favor de Fidas? Desde luego, no parece ser por motivos de rentabilidad. Entre 2011 y 2014 las pérdidas de Fidas suman 297.594 euros. Los déficits oficiales de explotación amenazan ahora la existencia de ambas entidades.

Creo que no hace falta dar más motivos para acudir en masa el próximo diciembre a la Asamblea General.