→ Mi 'making of' del anuncio de la Lotería / by Javier Sánchez-Matamoros Pérez

A través de un tweet del Sindicato de Arquitectos llego a un artículo de Jon D. Domínguez en su blog:

Un miércoles de noviembre, hoy. Termino de comer y veo en el Telediario que acaban de presentar la campaña publicitaria de la Lotería de Navidad 2014: "El mayor premio es compartirlo". Espera, este anuncio lo grabé yo en julio, ¿no?. Bueno, no era el anuncio, pero sí hice la maqueta. ¿Qué ha pasado desde entonces?.

[...] ¿Quién soy y por qué escribo este artículo?. Os explico. Yo me gano la vida como director de fotografía en cine, televisión y publicidad. Los directores de fotografía se encargan, básicamente, de coordinar y diseñar el trabajo de cámara e iluminación de una película, anuncio, video musical, etc. en colaboración con otros departamentos (dirección, arte, vestuario, producción etc.). Podéis ver mi página web y trabajos al final de este artículo.

En julio de 2014 me llamaron de una productora de publicidad, RCR Films. Estaban trabajando con la agencia Leo Burnett en una maqueta para el anuncio de la Lotería de Navidad y querían que yo trabajar ella como director de fotografía. Para alguien que se dedica al audiovisual este anuncio es un bombazo: todo el mundo lo ve, tiene un presupuesto bastante alto y se lo vas a poder enseñar a todo el mundo en plan "¿Qué hice en 2014?, ejem..., puede que te suene este anuncio". Es el anuncio del año.

[...] Rodamos la maqueta un viernes. Comenzamos a las 7:30 de la mañana en una cafetería de Madrid. Yo había recomendado a dos técnicos con los que había trabajado anteriormente (ayudante y auxiliar de cámara), es costumbre que el director de fotografía trabaje con la gente que conoce. Se apuntaron a este rodaje con ilusión, sabiendo que no iban a cobrar, pero quién sabe si saldría adelante el anuncio. Calculo que el equipo de rodaje sería de unas veinte o treinta personas (sin contar a los figurantes), además de los responsables de la campaña de Leo Burnett. Fue un rodaje largo, unas 15 horas a toda máquina, pero nada extraño para un rodaje de publicidad. Ni una nube en el cielo, Navidad a pleno sol de Julio, aun así está quedando bien y hay buen ambiente en el rodaje. Nos despedimos por la noche: "a ver si hay suerte y sale esto", abrazos y buenos deseos.

2 de septiembre. Leo Burnett anuncia en Twitter que ha ganado el concurso del anuncio de la Lotería de navidad. Vaya notición, parece que esto va adelante. Yo estoy preparando el rodaje de un largometraje y no me entero de la noticia. Bueno, alguien me debería llamar ¿no?. Es igual, yo estaba con lo mío. Justo un mes después me escribe el auxiliar de cámara de la maqueta, una de las personas que recomendé para el rodaje y al que estoy tan agradecido. Me dice que se ha enterado por un amigo que están preparando el anuncio de Lotería de Navidad, lo dirige Santiago Zannou, lo produce RCR Films, pero el director de fotografía es otro. ¿Perdón? ¿Dónde me he perdido?.

Hoy veo el anuncio en televisión. El mismo guión, protagonista, director, estética, productora, agencia... pero con nieve, ahora tiene nieve. Creo que pueden imaginar lo idiota que se siente uno al enterarse de esto. En algún momento del proceso de decisión del tándem agencia + productora me dejaron al margen, a mí y muchos otros del equipo que trabajó gratis para que este anuncio ganara el concurso. Unos meses después llega una campaña de 840.000 €, varios días de rodaje, ocho piezas, mucho trabajo y mucha nieve. Y ahora, ¿de qué me quejo?

[...] No quiero ser cínico, puede que si hubiera sido un proyecto pequeño no me hubiera importado, lo hubiera dejado pasar. Otra maqueta para nada, otros tantos días de trabajo regalados. Pero la envergadura de esta campaña, el prestigio que ganan los firmantes del anuncio a costa del trabajo invisible de la gente que apostó por la maqueta, eso me ha cabreado. Puede que el fallo fuera mío, no debí trabajar gratis para esa maqueta. Creo que ahí radica el problema, no debemos aceptar esas condiciones en maquetas sin sueldo porque en la mayoría de las ocasiones terminan desvaneciéndose, por no hablar de que son trabajo ilegal. Esto no pasa sólo en publicidad, sino en toda clase de producciones audivisuales. En mi opinión, una cosa es un cortometraje o cualquier otra una pieza en la que colaboras pero cuyo fin no es comercial, y el otro extremo es este, donde todo va orientado a conseguir un cliente o a financiar un proyecto futuro. Ahora entiendo el problema de trabajar gratis, de hacer maquetas y favores. Tal vez si no aceptásemos rodarlas, entonces se dejarían de hacer de este modo.

Muchos paralelismos con el panorama actual de los estudios de arquitectura que vienen denunciando muchos compañeros (y el Sindicato de Arquitectos) desde hace mucho tiempo.

Source: http://anuncioloteria.blogspot.com.es/2014...